Sin prisa, pero sin descanso.

Siempre Constante.

No me preguntes por qué pero siempre he comparado la búsqueda de empleo con una carrera de larga distancia o un maratón. Estas dos hazañas requieren una preparación previa, ambas tienen una meta a la que llegar [y en la búsqueda de empleo la hay, quizás no la meta que tú soñabas pero la hay. Algún trabajo disponible en el mundo tiene que haber, por dios bendito] y tanto en el maratón como en la búsqueda de empleo existe una palabra clave que te hará triunfar. Tiene tres sílabas. Cons-tan-cia.

Para mí la constancia suena algo tal que así:

pum-pum-pum-pum (caminas) / crash (te caes al suelo) / pum-pum-pum-pum (trotas) / crash (“afuciñas” como decimos en Galicia y que significa algo así como que te caes de morros) / pum-pum-pum-pum (corres) / pum-pum-pum-pum (corres hasta la meta)

Constancia no es más que poner un pie delante de otro o enviar un e-mail detrás de otro. Es tropezar y caerte al suelo o recibir tres NO’s seguidos y volver a levantarse o a encender el ordenador. Constancia es visualizar con todo detalle cómo cruzas la línea de meta o cómo firmas tu contrato y dejar que ese sentimiento te llene de brillo y energía cuando piensas que ya no puedes más. Constancia es la actitud que tomas tras caerte por cuarta o quinta vez y te levantas de nuevo. Constancia es creer en ti. Constancia es confiar en la vida.

Es, ni más ni menos, lo que diferencia a quien lo intenta de quien lo consigue.

P.D: Si ya llevas corriendo un tiempo tu maratón de búsqueda de empleo y te has dado cuenta de que pasas más tiempo en el suelo que en el camino, escríbeme a hey@curriculumuve.com y revisaremos el estado de tus zapatillas. Igual te están haciendo daño y toca cambiarlas por unas nuevas 😉

Rebeca Canal

Strategy Designer & Founder at curriculumuve.com

Personal Coaching

Deja un comentario